A la cárcel por una bofetada

Una madre ha sido condenada a 45 días de cárcel por haberle dado una bofetada a su hijo. Ya hay quien piensa que este castigo es excesivo.

Una madre ha sido condenada por un juez de Jaén a separarse de su hijo de diez años durante doce meses. Y todo porque le dio un bofetón. La polémica no ha tardado en saltar a todo el país. El defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, asegura que la decisión del juez puede resultar “muy negativa” para un menor si la bofetada fuese un hecho “aislado y accidental”. Canalda señala que “cabría entender que el juez haya podido valorar aspectos que tengan que ver con el correcto ejercicio de la patria potestad por parte de la madre del niño de forma continua y no exclusivamente asociado a este incidente concreto”. “Si se tratara de un hecho puntual y, como parece, incluso accidental”, prosigue, “podemos entender excesiva dicha resolución judicial que condena a la madre a 45 días de prisión y 12 meses de alejamiento del menor”.

Sin coincidir

Sin embargo según Save the Children el juzgado de Jaén que ha ejecutado la condena “ha hecho lo que marca la Ley”. Pepa Horno, responsable del departamento de Promoción y Protección de la Infancia de esta ONG, explicó que a esta madre “no se la ha condenado por dar una bofetada, sino por maltrato”, al haber producido lesiones al menor. “Tal como está la ley, es lógico que haya llegado esta condena. Legalmente, el juez no puede hacer otra cosa que lo que ha hecho. Estamos limitados por el Código Penal, para bien o para mal”, sentenció esta experta. Horno declaró que desconoce el caso como “para saber si realmente había detrás maltrato o no”, pero aseguró tener constancia de que “ha habido una intervención de los servicios sociales para hacer un seguimiento de la familia”.

http://www.lasextanoticias.com/noticia/carcel/bofetada/331711

Pues al parecer, el chaval de 10 años es todo un fenómeno de la naturaleza en crear conflictos “familiares”. Y claro, los cachetes se la han traído al pairo siempre, hasta que “alguien” decidió “utilizarlo” para lo que comunica la noticia, encarcelar a su propia madre (sordomuda)…

Y mira por donde, una vez más, hay de por medio una ONG; menuda novedad… Y claro, una cosa es un cachete o bofetada y otra muy distinta, malos tratos…

La ONG resalta los malos tratos, sin embargo, no parece que este sea el caso. Nada menos que quince días por un cachete o bofetada y por si fuera poco, un año de “aislamiento” para la madre con respecto a su propio hijo…

Pues vale, ¿Y ahora que?.. Obviamente, esta mujer no irá a la cárcel pero, ¿Bajo que techo y “cuidados” estará su hijo por esa sentencia de aislamiento temporal de un año y 45 días?…

O sea, que la susodicha Pepa Horno (responsable de la ONG) declara en primer lugar que a la madre no se la condena por la bofetada sino por malos tratos para después desparramar que desconoce el caso en cuestión para saber ciertamente si había maltrato o no… ¿Einnnggg, mandeee?…

45 días de cárcel para una madre que pegó a su hijo por no hacer los deberes

Pegar a su hijo para reprenderle por no haber hecho los deberes le ha salido caro a una mujer de Pozo Alcón (Jaén). María del Saliente Alonso Martínez, de 37 años, ha sido condenada a 45 días de prisión (no tendrá que cumplirlo por carecer de antecedentes) y a permanecer alejada a más de 500 metros de su hijo durante un año y 45 días por un delito de malos tratos. Los hechos sucedieron el 6 de octubre de 2006 cuando la madre recriminó a su hijo de 10 años porque no había hecho los deberes del colegio, a lo que el menor le respondió tirándole una zapatilla y corriendo a encerrarse en el cuarto de baño. La madre consiguió abrir la puerta y, tras agarrar al niño del cuello, le dio un golpe detrás de la cabeza que hizo que se golpeara la nariz contra el lavabo y sangrara. La agresión trascendió cuando el menor acudió al colegio y los profesores observaron el moratón que tenía en el cuello, lo que motivó que lo trasladaran al centro de salud, que trasladó un parte al juzgado. Ahora, el Juzgado de lo Penal número 2 de Jaén considera acreditado que la madre “cometió un acto de agresión contra su hijo”.

Carácter difícil

“Se cumplen todos los requisitos del tipo de maltrato, aun cuando hubiese sido la única agresión cometida”, señala la magistrada en el fallo, aunque admite que el menor “tiene un carácter difícil y desobediente” respecto a las tareas del colegio y que la madre estaba muy nerviosa tras ver que le había mentido y no había hecho los deberes. La juez sentencia que se produjo “una agresión física, dos actos de agresión de cierta intensidad que produjeron lesiones” que no puede considerarse comprendida “dentro del concepto del derecho a corrección de los padres respecto a los hijos”. La defensa de la madre ya ha anunciado que recurrirá la sentencia, pues entiende que una condena penal para un caso de estas características sería “desproporcionada”, sobre todo al incluir medidas de alejamiento, ya que cumplir rigurosamente los 500 metros de distancia en un pueblo pequeño como es el caso de Pozo Alcón (5.200 habitantes) supone en la práctica que uno de los dos tenga que dejar de vivir allí. La fiscalía pedía para la madre nueve meses de prisión y una orden de alejamiento más prolongada.

http://www.elpais.com/

Carajo, como afinan estos reporteros del país y que sensacionalismo gratuito sobre unos hechos que se han salido del tiesto… Ya se sabe, España es diferente…

Anuncios