El Grial de Valencia

SOBRE EL GRIAL

La proposición de Martín Bueno de analizar el Santo Cáliz tiene como intención afinar la datación que se da actualmente al cuenco de ágata (situada entre los siglos V-IV antes de Cristo y el I de nuestra era) y el lugar de origen de la piedra tallada: Palestina, Siria o Egipto.

Todos los expertos reunidos en el Congreso Internacional sobre el Santo Grial se mostraron de acuerdo en que pudieran practicarse nuevas pruebas a la reliquia. Ya existe mucha información que respalda que el cáliz de Valencia es el único con posibilidades científicas de ser el auténtico, algo que -al menos de momento- no puede ser demostrado al 100%.

Diferentes disciplinas científicas descartan la autenticidad de otras piezas que aspiran a disputar al Santo Cáliz valenciano su consideración del verdadero.

El catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza aludió a la posibilidad de utilizar un acelerador de partículas para estudiar el material del cáliz.

Con esta técnica se podría afinar el taller en el que se labró la piedra de ágata y ubicar el yacimiento de la que fue extraída. Esto permitiría reducir la relativamente amplia horquilla de la datación (cinco o seis siglos) y el lugar de procedencia del cuenco.

Con un acelerador de partículas (Martín Bueno propuso inicialmente usar uno en Alicante) se puede identificar los métodos de tallado del cáliz y de soldadura de las otras dos ornamentales.

De hecho, esta técnica “no destructiva”, según aseguran los expertos, ya ha permitido mejorar el conocimiento de piezas de la misma época del cáliz valenciano (o anterior), como un pendiente iraní del siglo IV antes de Cristo.

http://www.lasprovincias.es/valencia/

Anuncios