Delitos urbanísticos: ¿se acabó el “chollo”?

DELITOS URBANÍSTICOS

Juan José Rubio, edil de Zarra (Valencia), contaba con varias denuncias de la Fiscalía por prevaricación, fraude y estafa.

La Guardia Civil ha detenido esta mañana a dos alcaldes de localidades de la Comunidad Valenciana. Por una parte ha sido detenido el edil de Zarra (Valencia), Juan José Rubio, de la agrupación independiente AEPZ, han informado fuentes del instituto armado. En Bigasto, el alcalde socialista José Joaquín Moya también ha sido arrestado por presuntos delitos urbanísticos. Desde enero de 2006 Juan José Rubio y tres concejales socialistas contaban con varias denuncias por delitos como prevaricación, falsedad cometida por funcionarios público, fraude y estafa. Su detención ha sido llevada a cabo en el Ayuntamiento de la localidad, de unos 500 habitantes, aunque la Guardia Civil no ha dado más detalles. En 2006, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) presentó una denuncia en el Juzgado Decano de Requena contra Rubio, por lo que éste fue expulsado del PSPV-PSOE, según fuentes socialistas, y formó una agrupación electoral independiente (AEZP), con la que ganó cuatro de los siete concejales en las elecciones municipales de 2007. Con la actuación judicial, el fiscal del TSJCV ratificaba la denuncia contra el edil presentada en diciembre de 2005 por Rebeca Gozálvez, concejal del PP, tras detectar una serie de irregularidades en la compraventa de inmuebles por parte de la Sociedad Municipal de Servicios Zarra SL y por la Mercantil Telyzan SL. Según Gozálvez la adquisición de varios solares por parte de Telyzan era una “operación urdida para perjudicar al Ayuntamiento y beneficiar al hijo del alcalde”, que es el administrador único de esa compañía. El Ministerio Fiscal determinó la existencia de indicios de comisión de delito penal en los hechos investigados y extendió su denuncia, además de al alcalde, a otras siete personas por su presunta implicación en los hechos. Entre ellos figura el hijo de Rubio, la secretaria accidental del Ayuntamiento, el arquitecto municipal, un miembro del Consejo de Administración de la empresa de servicios y a tres concejales del Consistorio, dos de los cuales eran, a su vez, miembros del Consejo de Administración de la citada sociedad municipal.

http://www.elpais.com/

Anuncios