El sabor del Odio

¿DELITOS PRESCRITOS?

El juez rechaza el recurso del fiscal Zaragoza contra su decisión de declararse competente para investigar los crímenes de la guerra y la dictadura. La Fiscalía considera que los delitos han prescrito.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y el fiscal jefe, Javier Zaragoza, han abierto una lucha sin cuartel por la causa del franquismo. El magistrado ha rechazado el recurso del segundo y éste ha acudido a la Sala de lo Penal para que declaren incompetente a Garzón para investigar las desapariciones y los crímenes en la Guerra Civil y el franquismo. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha recriminado en un auto a Zaragoza haber presentado un recurso de apelación, es decir, dirigiéndose a la Sala de lo Penal, contra su decisión de declararse competente para investigar las desapariciones, en vez de hacerlo en reforma, es decir, presentándolo ante él, como indica la ley. Por ello, rechaza el recurso y le da tres días de plazo para que presente uno en reforma. Garzón explica que al convertir la causa de diligencias previas a sumario -al ser los delitos que persigue superiores a nueve años de cárcel- el camino legal es presentar el recurso ante el propio juez instructor. Sin embargo, el fiscal le da otra lectura. Si el juez convirtió la causa fue para retrasar la decisión de la Sala y, mientras tanto, proceder a la exhumación de las fosas. El juez hace, principalmente, dos críticas al fiscal por su recurso. Primero, que lo hiciera en apelación teniendo conocimiento ya que la causa se había convertido en sumario y tenía que presentar el recurso ante él. Y segundo, por insinuar en su recurso que el objeto de transformar la investigación en sumario es una “triquiñuela” para retrasar los plazos. “Resulta inaceptable y se rechaza con la mayor contundencia la afirmación del recurrente de que la no admisión a trámite de la apelación interpuesta contravendría las reglas de la buena fe procesal. El Ministerio Fiscal debería tener en cuenta que con su actitud al formular el recurso, que sabía iba a ser rechazado, iba dilatar el procedimiento, aunque diga lo contrario e impute al instructor tal hecho”, subraya Garzón. “Inmediatamente después de declarse competente y sin haber cursado ni una sola de las diligencias reseñadas, la primera decisión que tomó el juez instructor fue la de transformar el procedimiento en sumario. Según la teoría del fiscal, también tales diligencias deberían tomarse según el régimen del procedimiento abreviado, lo cual no dejaría de ser un absurdo”, recalca Garzón. El magistrado considera que negarse a convertir el caso en sumario es “privar al resto de las partes de la posibilidad de impugnar el recurso y desarrollar todos los derechos que la ley les otorga de sus intereses procesales”. El fiscal, sin embargo, no se ha cruzado de brazos y anticipándose a esta última decisión de Garzón presentó otro recurso ante la propia Sala de lo Penal basándose en el artículo 23 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre la competencia de la Audiencia. Inmediatamente después, el Pleno, compuesto de 16 magistrados, se reunió y acordó estudiar este recurso y dar traslado a las partes para que informen al respecto. Lo previsible es que éstas informen en contra porque apoyan la decisión de Garzón, que la solicitaron. En su recurso, el fiscal vuelve a hablar de la incompetencia de la Audiencia Nacional de investigar delitos de detención ilegal al corresponder a los diferentes órganos judiciales territoriales de los lugares donde se hayan cometido. Además, considera que estos delitos han prescrito y han sido amnistiados por la Ley de Amnistía de 1977. Incluso, si todavía estuviera vigente ni siquiera la Audiencia Nacional podría investigar este caso por el otro delito que quiere perseguir, el delito contra la forma de Gobierno. A su juicio sería competencia del Tribunal Supremo, al ser la responsabilidad penal del presidente y miembros del Gobierno.

http://www.europasur.es/

España, lo aceptemos o no, en los años 30 del pasado siglo XX, era un país profundamente rural con una revolución burguesa fracasada y unas estructuras socio-económicas arcaicas…

El régimen franquista tenía una serie de características: Era un régimen de partido único según los modelos dictatoriales y reaccionarios: el único partido autorizado es “El Movimiento Nacional”. Se sustituye la democracia parlamentaria por el sistema de la democracia orgánica. Concentración del poder en una única persona: el Caudillo. Desarrollo del culto de la personalidad análoga al de todos los regímenes autoritarios. Negativa de todo derecho político, lingüístico o cultural a las regiones. (Cataluña, Galicia y País Vasco en particular). Restricción de la libertad de opinión, de asociación y de reunión. El catolicismo se convierte en la religión de estado. España se convierte en un régimen próximo al Nacional – Catolicismo.

La ideología franquista exalta una España tradicionalista y anti modernista, fundada en la religión católica y el corporativismo. Esta ideología parte de muchos de los principio de la Falange fundada en 1933 por José Antonio Primo de Rivera, que seguía a su vez principios del fascismo italiano.

La propaganda franquista recalca los valores tradicionales nacionalistas y religiosos. El eslogan franquista “España una, grande allí libre” insiste en la unidad, el tamaño y la independencia de España.

Proclamado jefe del Estado, Franco es el único responsable delante de Dios y de la nación, jefe del consejo supremo de la defensa. Franco es “Caudillo de España por la gracia del Dios”, según dicen las monedas acuñadas bajo el régimen franquista.

Leer más: LA SEGUNDA REPÚBLICA

…EN REALIDAD, ¿QUE BUSCA GARZÓN?…

Garzón ha estructurado su auto contra la represión del franquismo sobre la base de que todos los que murieron fusilados en cunetas y cuyos cadáveres no han aparecido son en realidad secuestros con desaparición forzosa, en un contexto de crímenes contra la humanidad.

Leer árticulo: LOS CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD DEL FRANQUISMO

ARGUMENTOS DE DOBLE FILO

Todo este asunto o juego estratégico (nunca se sabe que pensar), es verdaderamente muy peligroso por la envergadura social que esconde desde la raíz.

Según lo entiendo, la pobreza es un crimen contra la humanidad, sin embargo, a casi nadie le interesa luchar o combatir contra las causas y efectos de tanta miseria e injusticia social.

Otro crimen muy común en nuestros días es encarcelar durante lustros o de por vida a personas inocentes y en el peor de los casos causarles la muerte sabiendo indirectamente que son inocentes. Sin embargo, el grueso de la sociedad no rompe sus vestiduras por estos hechos.

Pero hay otro punto que, según lo interpreto, nos atañe a TODOS los españoles. Por una simple regla de tres en este “ocaso” del caso del juez garzón y su cruzada con respecto a los crímenes contra la humanidad del régimen franquista, se nos podría juzgar de igual modo a todos los españoles por los crímenes cometidos en Sudamérica hace quinientos años… ¿O no?…

Y claro, habrá quienes dirán que no es lo mismo, pero los muertos (crímenes) son lo mismo aquí que en las antípodas… Y hablando de antípodas, los ingleses exterminaron a los aborígenes del pacifico sur; no los masacraron, no… los exterminaron por completo, los extinguieron… Pero claro, ¿A quien le importa esos aborígenes?… Me sumo a lo que dijo alguién hace más de dos mil años: DEJAR QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS PARA QUE EL ODIO CON EL PASO DEL TIEMPO, PROPORCIONE MÁS MUERTOS QUE ENTERRAR…

Por la misma regla de tres, los espartanos cometieron crímenes contra la humanidad matando a los persas y viceversa, porque los persas aniquilaron a los 300 espartanos. Alejandro el Grande hizo lo propio, al igual que Cesar o, Ramses II. Los israelitas hacen lo propio contra los palestinos hoy día y los palestinos contra los Israelitas. Los romanos hicieron lo mismo contra cientos de pueblos… En definitiva, el mensaje es bien sencillo de entender…

Lo que es inadmisible es que un hombre inocente sea encarcelado durante más de dos lustros y ni siquiera se le indemnice al ponerlo en libertad en este estado de derecho democrático (no franquista); otros no tienen esa suerte y mueren encarcelados mientras sus familias reciben con los años, la notificación “oficial” de que eran inocentes… Eso, en definitiva y según lo veo, es como pegar un tiro en la nuca a alguien inocente y arrojarlo a la cuneta… ¿Cuál es la diferencia?…

Anuncios