España: Agujeros, fosas y hoyos…

Asociaciones denunciantes piden a Garzón la apertura de cuatro nuevas fosas

La fiscalía española recurrió este lunes la decisión del juez Baltasar Garzón de investigar las desapariciones de la Guerra Civil y la dictadura al alegar que no se trata de crímenes de lesa humanidad y que la ley de Memoria Histórica ya contempla la apertura de fosas comunes.

La fiscalía de la Audiencia Nacional explicó en una “nota informativa” que las “detenciones ilegales con desaparición” que quiere investigar el juez Garzón no son “un asunto sujeto a las reglas de la justicia universal”, como defiende el magistrado.

Por lo tanto Garzón “carece de competencia para la investigación” de esos hechos, que atribuye a “los juzgados de cada territorio donde se perpetraron semejantes atrocidades”, estimó. Asimismo defendió que la protección de los derechos de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista (1936-1975) “queda garantizada” por la Ley de Memoria Histórica aprobada por el parlamento español a finales del año pasado.

Según la fiscalía, esta ley permite lo mismo que autorizó el juez Garzón el jueves pasado, la “localización de fosas, identificación y exhumación de las personas secuestradas y asesinadas y la entrega de sus restos a los familiares”. Esa ley es “el cauce idóneo para el restablecimiento y la tutela de los derechos de las víctimas, pues convierte en realidad la justa pretensión de recuperar la memoria y la dignidad de esos miles de personas, de ofrecer la necesaria reparación moral que su consecución supone para los familiares y allegados de las mismas”, estimaron.

Además, la ley “formaliza el reconocimiento de una injusticia histórica” que hace innecesaria la investigación judicial y un posible juicio de Garzón. Garzón se declaró el jueves competente para investigar las “desapariciones” durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura franquista (1939-1975), lo que supone el primer paso en España para esclarecer la suerte de algo más de 114.000 personas identificadas por sus nombres, muchas de las cuales yacen en fosas comunes.

El juez identificó el delito como “detención ilegal, sin dar razón del paradero, en el contexto de crímenes contra la humanidad”, y para investigarlo alega que éste es “permanente” y que los crímenes contra la humanidad no pueden anularse, por lo que no tiene en cuenta una ley española de amnistía de 1977 para ese tipo de delitos.

Los crímenes de lesa humanidad fueron incluidos en el código penal español en 2003, a través de una ley que establece que la justicia española es competente para investigar delitos de genocidio o contra la humanidad cometidos por españoles o extranjeros fuera del territorio nacional.

El magistrado, que autorizó también la apertura de 19 fosas en toda España, responde a 22 denuncias hechas por asociaciones de familiares desde finales de 2006. La fiscalía, que ya se había mostrado en contra de esta investigación en febrero de este año, alega que se trata de delitos comunes, cuya competencia es de los juzgados provinciales.

La decisión de Garzón provocó la satisfacción de las asociaciones de familiares de desaparecidos, las críticas del conservador Partido Popular (PP), que alega que así se reabren viejas heridas, y la acusación de otros partidos al gobierno por querer obstaculizar la investigación a través de la fiscalía.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró el sábado que el franquismo “está absolutamente juzgado por la historia”, después de que el gobierno manifestara el viernes su respeto por la decisión del juez Garzón. “Creo que a estas alturas no es necesario que exprese lo que pienso de lo que fue el franquismo y su origen. Lo he dicho en muchas ocasiones y está absolutamente juzgado por la historia”, zanjó Zapatero.

http://afp.google.com/article/ALeqM5jnMhWQu-2OZKK2WfBBFUmN-kpCJA

La Guerra Civil Española

Según lo veo, los cuerpos sin aliento (muertos) no pueden reclamar nada y menos la vida que les fue arrebatada en el transcurso de una contienda fraticida. Queda la memoria de los “vivos” y el concepto denominado “historia”, una historia que podría repetirse en cualquier momento. Muy probablemente, toda familia española de aquellos años (durante la guerra) sufrió en sus carnes la dilapidada existencia de algún ser querido; es inevitable pensar lo contrario… ¿Se quiere desenterrar?… Pues bien, pongamos España patas arriba y desenterremos desde la igualdad y el derecho común y no parcial. A veces, los hombres mueren por sus ideas y creencias, hay que tenerlo presente, más que nada, por honrar justamente la memoria de esos hombres que se desvanecieron en el anonimato; otras veces, los hombres mueren simplemente por circunstancias ajenas al conflicto, solo porque otros hombres deciden que su “razón” es más fuerte que su “miedo” e “ignorancia”; una razón que venera la muerte como liberación a ese miedo e ignorancia. Al margen de todo, con conflictos o sin ellos, todos nos encaminamos hacia una muerte segura porque simplemente toda muerte es segura… Sin duda, harán falta muchas escavadoras, muchos picos, muchas palas, muchas manos y sobre todo, tiempo, mucho tiempo… ¿Se estará obrando correctamente?… La respuesta está en el viento, veremos que nos depara ese viento con el transcurso del tiempo. Avivar la llama del odio hacia la izquierda o la derecha, no creo que sea la mejor de las ideas en estos tiempos en los que España pierde su “identidad”…

Anuncios