Edomitas: la descendencia de Esaú

petra

ESAÚ, HIJO DE ISAAC Y HERMANO DE JACOB…

Según la Biblia Hebrea, Esaú era hijo mayor del patriarca Isaac y de Rebeca su prima. Era, por tanto, hermano de Jacob, antepasado legendario de los israelitas. Cuenta la leyenda que Rebeca no podía tener hijos, entonces Isaac oró al dios Yahweh por su esposa, y éste permitíó que quedase encinta. Sin embargo Rebeca sintió en determinado momento que en su vientre se desarrollaba una revolución y, quejosa, le reclamó a Yahweh. Enonces el dios profetizó el porvenir de su descendencia:

Dos en tu seno hay, naciones. Dos, de tu entrañas, serán divididos, pueblos: el uno mas fuerte que el otro será, y el mayor al menor servirá (Génesis 25: 23).

Luego de esto pasó el tiempo y, cuando llegó el momento de dar a luz, Esaú salió primero del vientre de su madre: era este rubio y velludo; su hermano, que salió agarrado de su talón, al que llamaron Jacob, era en cambio lampiño.

Asi pasó otra vez el tiempo y los niños crecieron, el Génesis declara:

Los niños en creciendo acabaron. Esaú diestro en la caza fué; Jacob varon quieto era, y en las tiendas habitar prefería. Por esta circunstancia amaba a Esaú mucho Isaac, y mucho a Jacob, Rebeca. (vers. 27 y 28 del cap. 25).

Sigue narrando el Génesis que un día, estando Esaú agotado a causa de volver de cazar, le pidió a su hermano Jacob que le diera de comer un guiso rojo (el cual el mismo Jacob había preparado); Jacob aceptó, aunque imponiendo como condición que Esaú – a quien desde entonces se le conoce también como Edom, que significa rojo – le cediera los derechos y prerrogativas que el tenía como primogénito. En otra ocasión Jacob se valió de las artimañas propuestas por su madre Rebeca (sumandole el hecho de que su padre se estaba quedando ciego) para robarle a Esaú la bendición que le correspondía. Esto último fue el motivo desencadenante del odio de Esaú hacia Jacob, el cual, temiendo las consecuencias de su osadía y aconsejado otra vez por Rebeca, huyó a Padam Aram – donde vivía su tío Labán – y permaneció ahí por veinte años. Sin embargo pasado ese tiempo los hermanos se volvieron a encontrar y se reconciliaron, viendose por última vez para el entierro de su padre.

(http://es.wikipedia.org/wiki/Esa%C3%BA)

UNA VEZ MÁS: PETRA

Las dos grandes cunas de la civilización, Egipto y Mesopotamia, estaban separadas por las cadenas montañosas que corren de norte a sur, desde el nacimiento del río Eufrates hasta el mar Rojo. Desde hacía miles de años a.C., se buscó una ruta que hiciera posible salvar esos obstáculos y ofreciese vías seguras y abastecimiento de agua. Ese lugar existía. Era el Wadi (río estacional) Musa, en el que atravesaba una barrera rocosa. La Biblia identifica ese lugar como Sela, “roca”, y ha llegado hasta nosotros en su versión griega: Petra. Estaba situada en una gran confluencia de caminos en el desierto: era donde la península arábica encontraba su salida al exterior, donde se podía llegar desde Egipto a través de Gaza, o desde la que se podía tomar Damasco en dirección norte. La tradición bíblica sitúa en el Wadi Musa el episodio en el que Moisés hace brotar agua de una piedra para dar de beber a los Israelitas durante su camino a la Tierra Prometida (Ex. 17:1-7). La aparición de Musa (“Moisés”) en muchos topónimos de la región responde a este recuerdo…

Leer más: http://www.pensamientoycultura.com/petra.htm

Petra, la ciudad rosada, está considerada como una de las más bellas del oriente que se encuentra en el sur de Jordania donde permanece una soberbia arquitectura religiosa y funeraria de la época del imperio romano; Petra es un bello enigma revelado apenas hace algo más de un siglo. Utilizada como refugio de los árabes Nabateos, nómadas beduinos que procedían del norte de Arabia que la crearon partiendo de cuevas en la roca como ciudad fortificada hace más de 2.000 años y que hicieron de ella su capital. Más tarde, en el siglo II d.C. fue controlado por los romanos hasta la llegada del Imperio Bizantino. Étnicamente los nabateos eran de origen árabe, aunque lingüísticamente habían adoptado un dialecto de tipo arameo…

Más sobre Petra en este Blog

About these ads