Little Kenadie

Más allá de la ternura

Creo recordar que fue el lunes por la noche que me dio por hacer uso de la televisión (apenas la veo) a pesar del cansancio. Pues eso, recostadito en el sofá opté por darle al mando y otear la basura de canales de los que se disponen. Y creo recordar que fue en la segunda cadenita de la televisión ibérica donde por primera vez mis ojos vieron a K.J.B. A vote pronto me dije: …¡¡¡Carajo, un Elfo!!!… Pero no, no era un Elfo sino un ser humano diminuto llamado: Kenadie… La ternura y la admiración se apoderaron del subconsciente, así que renuncié al cansancio para sumergirme en el océano de imágenes y palabras que se sucedían en la TV. Si, ciertamente no había indiferencia por mi parte, sino más bien, una vorágine de preguntas lanzadas al espacio vacío de mi conciencia y hacia aquel ser diminuto, entrañable, inocente y con una vitalidad imposible de creer, donde la vida se abría camino…

ENANISMO PITUITARIO

La deficiencia de la hormona del crecimiento implica baja estatura anormal con proporciones corporales normales. Esta condición se puede catalogar como congénita o adquirida.

Nombres alternativos
Panhipopituitarismo; Enanismo; Enanismo pituitario

Causas, incidencia y factores de riesgo

La estatura anormalmente baja en los niños probablemente ocurre cuando la glándula pituitaria no produce suficiente hormona del crecimiento. Algunas de las causas conocidas de esta condición son: una variedad de mutaciones genéticas (como los genes Pit-1 y Prop-1, el gen receptor de la hormona del crecimiento o el gen de la hormona del crecimiento), ausencia de la glándula pituitaria o trauma severo en el cerebro, aunque en la mayoría de los casos no se encuentra una causa subyacente de esta deficiencia.

El retardo en el crecimiento se puede evidenciar en la infancia y persistir durante la niñez. La “curva de crecimiento” del niño, que generalmente la grafica el pediatra en una tabla de crecimiento estandarizada, puede variar de plana (sin crecimiento) a casi plana (crecimiento mínimo). Es posible que en el individuo se presenten o no los cambios normales de la pubertad, dependiendo del grado en el cual la pituitaria puede producir niveles hormonales adecuados diferentes a la hormona del crecimiento.

La deficiencia de la hormona del crecimeitno puede estar asociada con deficiencias de otras hormonas, entre las cuales están:

Tirotropina (controla la producción de hormonas tiroideas)

Vasopresina (controla el equilibrio de agua en el cuerpo)

Gonadotropinas (controlan la producción de hormonas sexuales masculinas y femeninas)

ACTH u hormona adrenocorticotrópica (controla la glándula adrenal y su producción de cortisol, DHEA, entre otras hormonas). Los defectos físicos de la cara y del cráneo pueden igualmente estar asociados con las anomalías de la glándula pituitaria o de su función. Un pequeño porcentaje de bebés con labio leporino y paladar hendido pueden presentar disminución de los niveles de la hormona del crecimiento.

leer más desde fuente

KENADIE JOURDIN BROMLEY

Anuncios